lunes, 2 de abril de 2018






Investigación -UNLP CONICET-

 Las inundaciones en La Plata, Berisso y Ensenada






ORACIÓN PARA DESASTRES NATURALES


Padre Celestial y Todopoderoso Señor,

Las tormentas empeoran cada año;
sube la frecuencia, intensidad y
destrucción de los desastres naturales 


Cúbrenos, porque el relámpago y el granizo,
la nieve, la neblina, y el viento tempestuoso;
todos ellos cumplen tu mandato.

Sácanos de la fosa de la muerte,
del lodo y del pantano;
pon nuestros pies sobre la roca,
y haznos habitar en tierra firme.

Que el cimiento de nuestra casa sea como una roca,
de manera que cuando venga la inundación,
y el torrente azote contra ella,
esta casa ni siquiera tambalee.

Tu estruendo retumba en el tornado
y tus relámpagos iluminan el mundo;
la tierra se estremece con temblores.

Cuando haces oír tu majestuosa voz,
y descargas tu brazo con rugiente ira
y llama de fuego consumidor,
con aguacero, tormenta y granizo;
todo el pueblo tiembla con temor. 


Ante Ti tiemblan las montañas
y se desmoronan las colinas.

Ante Ti se agita la tierra,
el mundo y cuanto en él habita.

¿Quién podrá enfrentarse a Tu indignación?
¿Quién resistirá el ardor de Tu ira?

Tu furor se derrama como fuego;
ante Ti se resquebrajan las rocas. 

Mi familia y yo somos tus hijos Señor, 
no vengas contra nosotros con truenos, 
terremotos y gran estruendo, 
con violentas tormentas,
ni con devoradoras llamas de fuego. +


Nosotros nos hemos vuelto a Ti con corazones humildes,
perdona nuestros pecados y no derrames tu castigo,
no hieras nuestros campos con incendios, plagas,
ni con granizo toda obra de nuestras manos. +

Ahora te alabo Señor,
porque eres lento para la ira,
imponente en tu fuerza.

Caminas en el huracán y
también en la gran tormenta;
las nubes son el polvo de tus pies. +

Aunque cambien de lugar las montañas
y se tambaleen las colinas,
no cambies tu fiel amor por nosotros,
ni que tampoco vacile tu precioso pacto de paz. +

Somos tu pueblo, guarda nuestras vidas.

Tú eres nuestro amparo y fortaleza, 

Tú eres nuestro pronto auxilio
en medio de la destrucción. +

En el nombre de Jesús,

Amén



2 de abril. Día del Veterano y los caídos en Malvinas.




La parroquia Cristo Rey y toda su comunidad rezan hoy y siempre por todos los soldados caídos en Malvinas, por sus familias y por todos los soldados que aún hoy, viven el presente con ese amargo recuerdo del pasado.


Señor
escuchame tanto en la lucha como en la paz
haz oh señor que mi alma no basile en el combate
pon destreza en mis manos para que mi tiro sea sertero
y pon caridad en mi corazon para que mi tiro sea sin odio
pon la guardia mas dura en mi camino
y el puesto mas difícil en mi avance
y en la paz te pido lo que pocos te deben pedir
iseguridad, sacrifio y dolor
para fortalecerme
pero permantentemente te pido señor
que me ayudes a vivir
y si algun dia fuera necesario
por dios , por la patria y por la familia a morir como un soldado , a morir como un soldado...


Nuestras voces se unen para cantarles a ese pedacito de tierra y expresar nuestros sentimientos...



Alejandro Lerner, "No olvidemos el pasado, aprendamos de el


domingo, 1 de abril de 2018




¿Qué es la Pascua?



“La Pascua no es simplemente una fiesta entre otras: es la Fiesta de las Fiestas, Solemnidad de las solemnidades, como la Eucaristía es el Sacramento de los sacramentos (“el gran Sacramento”). S. Atanasio la llama “el gran domingo”, así como la Semana Santa es llamada en Oriente “la gran semana”. El Misterio de la Resurrección, en el cual Cristo ha aplastado a la muerte, penetra en nuestro viejo tiempo con su poderosa energía, hasta que todo le esté sometido”.(Catecismo de la Iglesia Católica  # 1169) 


Pascua viene del latín páscae, o paso.

·       “comprende cincuenta días (en griego = "pentecostés"), vividos y celebrados como un solo día: "los cincuenta días que median entre el domingo de la Resurrección hasta el domingo de Pentecostés se han de celebrar con alegría y júbilo, como si se tratara de un solo y único día festivo, como un gran domingo.[1]  
·       Durante estos días se canta especialmente el Aleluya y se dice el Regina Cœli (en lugar del Angelus).     Su color litúrgico es el blanco.

¿Por qué es importante el tiempo de Pascua?


Después de la Cuaresma y el Triduo Pascual, estamos listos para celebrar la victoria de nuestro Señor Jesús sobre la muerte, listos para celebrar su Resurrección durante cincuenta días. Asistir a la Misa del domingo de Resurrección, listos para comulgar, debe ser nuestra prioridad.
El Papa León I llamó a la Pascua, la fiesta mayor o festum festorum.  Nuestra familia, como Iglesia Doméstica, debe reflejar el espíritu de la Pascua, ¡el espíritu de la alegría y la victoria de Jesús nuestro Señor!

¿Cómo vivir la Pascua?


Hay muchas formas prácticas de festejar el “Domingo de Pascua”la más importante de ellas es buscar confesarnos días antes para estar en gracia y recibir así, de la mejor manera a Jesús en su sacramento de amor. También es importante leer el Evangelio del domingo en familia para preparar mejor nuestro corazón para la Santa Misa.
Otras formas, más prácticas, pueden ser:
  • decorar nuestra casa con flores, letreros de Pascua, etc.
  • decirnos mutuamente “Felices Pascuas”, 
  • hacer una comida especial,
  • escuchar música católica que sea alegre,
  • cantar canciones de gozo o que incluyan la palabra “Aleluya”, 
  • reunirte con otras familias, 
  • vestir la mejor ropa,
  • ver una película de la vida de Jesús que termine con su resurrección,
  • hacer alguna manualidad de pascua con tus hijos,
  • hacer huevos de Pascua, etc.

Asegúrate de tener una celebración muy, muy especial con tu familia... si celebramos el Nacimiento de Jesucristo en Navidad, que significa el principio de su visita a nuestras vidas, ¡con mayor razón debemos celebrar su gloriosa Resurrección que nos abre las puertas del cielo!




La Pascua un reto similar a la Navidad; muchos católicos lo celebran sólo por un día. Nuestros hermanos protestantes celebran solamente el domingo de resurrección; ¡los católicos tenemos todo el derecho y razón de celebrar la Pascua durante 50 días! Durante todo este tiempo, los sacerdotes se visten de blanco (a excepción de cuando celebramos a algún santo mártir) para recordarnos el tiempo litúrgico que estamos viviendo. 





jueves, 29 de marzo de 2018




El recorrido de las siete iglesias en la noche del Jueves Santo –que en algunos lugares se extiende a la mañana del Viernes Santo– es sin duda una de las tradiciones más comunes de la Semana Santa en toda América Latina.

Estas visitas, y la oración en cada una de ellas, simbolizan el acompañamiento de los fieles a Jesús en cada uno de sus recorridos desde la noche en que fue apresado hasta su crucifixión.

A continuación el sentido de cada uno de los 7 recorridos:

1. Primera iglesia

En la primera iglesia se recuerda el trayecto de Jesús desde el Cenáculo, en donde celebra la Última Cena con sus discípulos, hasta el huerto de Getsemaní en donde ora y suda sangre.

2. Segunda iglesia

En la segunda se medita sobre el paso desde el huerto de Getsemaní hasta la casa de Anás, donde fue interrogado por este y recibe una bofetada.

3. Tercera iglesia

En la tercera iglesia, la oración se centra en el recorrido de Jesús hasta la casa de Caifás, lugar donde recibió escupitajos, insultos y sufrió dolores durante toda la noche.

4. Cuarta iglesia

El centro de la reflexión para la cuarta iglesia es la primera comparecencia de Jesús ante Pilatos, el gobernador romano de la región. Allí Jesús fue acusado por los judíos que levantaron falsos testimonios contra él.

5. Quinta iglesia

En la quinta iglesia se acompaña al Señor en su comparecencia ante el rey Herodes, quien junto con sus guardias también lo injurian.

6. Sexta iglesia

 En la sexta iglesia se medita sobre la segunda comparecencia ante Pilatos y cuando Jesús fue coronado con espinas y condenado a muerte.

7. Séptima iglesia

En el último templo recordamos el recorrido de Cristo desde la casa de Pilato hasta el Monte Calvario llevando la cruz a cuestas, su muerte y su paso al sepulcro, de donde resucita al tercer día.
Esta meditación se hace de manera especial y más intensa durante la oración del Vía Crucis, el Viernes Santo.





¿Qué se celebra el Jueves Santo?


Los cristianos de todo el mundo celebramos hoy el Jueves Santo como parte de la Semana Santa. 

Según la tradición, este día Jesús instituyó los sacramentos de la Eucaristía y la Orden Sacerdotal durante la Última Cena.

En la eucaristía especial por Jueves Santo, el sacerdote hace el lavatorio de pies a doce personas, quienes representan a los apóstoles de Jesucristo.

“Jesús se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido”, se lee en Juan 13, 1-15.

En el Jueves Santo también se realiza una de las tradiciones más comunes en Semana Santa en América Latina: el recorrido de las siete iglesias.

“Estas visitas, y la oración en cada una de ellas, simbolizan el acompañamiento de los fieles a Jesús en cada uno de sus recorridos desde la noche en que fue apresado hasta su crucifixión”, explica Aciprensa.

miércoles, 28 de marzo de 2018

¿Cómo hacer vivir la Semana Santa a los Niños?




¿Cómo hacer vivir la Semana Santa a los Niños?

Fuente. Catholic.net

Los niños son especialmente sensibles, y hacerles conocer el camino de Dios en sus acciones para lograr salvarnos es un objetivo difícil.
En esta entrada te sugerimos algunas estrategias para ayudarlos a vivir esta semana tan intensa e importante en la vida de la familia cristiana.

Actividades interactivas

Manualidades

Liturgia para niños

Dibujos en color



Páginas con recursos sobre la Semana Santa

domingo, 25 de marzo de 2018

CADA DIA DE LA SEMANA SANTA





Domingo de Ramos:


Celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, nosotros llevamos nuestras palmas a la Iglesia para que las bendigan ese día y participamos en la misa.


Jueves Santo:

Este día recordamos la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dándonos un ejemplo de servicialidad. En la Última Cena, Jesús se quedó con nosotros en el pan y en el vino, nos dejó su cuerpo y su sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo.


Viernes Santo:

Ese día recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Via Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.


Sábado Santo o Sábado de Gloria:

Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “ la tarde y noche anteriores a una fiesta.”. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua:

Es el día más importante y más alegre para todos nosotros, los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.


¿Por qué la Semana Santa cambia de fecha cada año?

El pueblo judío celebraba la fiesta de pascua en recuerdo de la liberación de la esclavitud de Egipto, el día de la primera luna llena de primavera. Esta fecha la fijaban en base al año lunar y no al año solar de nuestro calendario moderno. Es por esta razón que cada año la Semana Santa cambia de día, pues se le hace coincidir con la luna llena.

En la fiesta de la Pascua, los judíos se reunían a comer cordero asado y ensaladas de hierbas amargas, recitar bendiciones y cantar salmos. Brindaban por la liberación de la esclavitud.

Jesús es el nuevo cordero pascual que nos trae la nueva liberación, del pecado y de la muerte.